sábado, 20 de febrero de 2016

EN LAS ONDAS





Son las tres de la mañana y se ha desvelado una vez más. Ya no sabe si se despierta para poder escuchar la voz del locutor recitando esos poemas que le recitó tantas veces su chico grande, o si es este el que le toca la mano como parece percibir día tras día, desde que ya no está a su lado. Se incorpora,  enciende la radio y vuelve a llenar su alma de poesía; como hiciera cuando se quedaron solos y los hijos se fueron a vivir cada uno su vida. Nunca creyó que su jubilación la dedicara a leerle poemas y al terminar, besarle la frente con aquella dulzura que la dejaba siempre sin palabra. Él, que su vida la dedicó a poner un ladrillo sobre otro, al final construyó cenefas de letras, tabiques de  versos con rima y hasta se atrevió con algún que otro soneto. Hoy sólo le quedan las ondas y la voz de alguien que no conoce, pero que la llena de vida.

Nani. Febrero 2016

Colaboración con Esta Noche te Cuento, homenaje a la radio. Podéis leer aquí.

3 comentarios:

  1. Muy bello. Nani.
    Feliz finde guapa.

    ResponderEliminar
  2. Melancólico, Nani. Entrañable y espiritual.
    La poesía es un regalo del cielo.
    Tu también.

    ResponderEliminar
  3. Voy a mirar más bajo la falda de este blog..

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE