lunes, 30 de octubre de 2017

GRANDE ENTRE LOS GRANDES


Desde pequeño le dijeron que debía prepararse para tener un futuro y ahí estuvo. Hizo cursos, master y todo lo que en sus manos estuvo.
Admiró a los más grandes. Su ilusión era conseguir los mejores paisajes, los poemas que llegaran al alma y las novelas que pudieran ser los éxitos de la temporada,best seller” le  llegaron a llamar.
Pasado el tiempo repasa su obra o su vida, tanto monta... Consiguió éxitos relevantes, pero reconoce que sus aliados los niños hubieran hecho mejor lo que fueron sus pinturas. Había conseguido manchar los lienzos, exponer en las salas de moda y a cambio, obtener disparatados beneficios. Sus poemas truncaron más de una carrera de algún que otro cantante que se atrevió con ellos y sus novelas, seguían apiladas en los estantes de las  librerías esperando que algún incauto las adquiera.
Ahora cuando ya no vale mentir ni mentirse, lo decente es reconocer que ha sido un gran artista de la farsa.
Cuando se preparó tan a fondo, nadie le dijo y tampoco quiso planteárselo, que además la honestidad era prioritaria y ya era demasiado tarde para reparar el sainete.

Mi apuesta para:


Nani. Octubre 2017

6 comentarios:

  1. Otra vida arrojada a la basura.
    Duele eh...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Honestidad, que arma tan poderosa. Muy bonito Nani

    ResponderEliminar
  3. Haber, se expuso y perdió.
    besico Nani.
    Mavi

    ResponderEliminar
  4. Leí una teoría hace poco acerca de que la buena gente triunfa si se lo propone, al revés que los que tienen malos instintos. No me lo creí mucho, querida Nani, pero algo de eso veo en tu relato. Besitos y bestios. También gracias por tus atenciones, qué monada que eres, mi niña.

    ResponderEliminar
  5. Pues parece que triunfó (hizo dinero) con la pintura. No le fue tan mal. Y la honestidad está bien para la vida personal pero dudo que valga para lo demás. En fin, Nani, te veo romántica.

    ResponderEliminar
  6. Buen relato, Nani. La vida es difícil y nunca sabemos si estamos acertados.
    Son los otros los que tienen que decidir la calidad de la obra.
    Y de ahí el éxito o el fracaso.
    Te abrazo mucho.
    No me había encontrado con este trabajo tuyo y me dio por rebuscar.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.