viernes, 29 de junio de 2018

POCO, MUCHO, NADA




Bastante es un plato de garbanzos para pasar la jornada de trabajo con un vaso de bastantico gazpacho fresquito, como dice mi abuela.
Bastante agua en la piscina, es el resultado de un chapuzón de verano, pero ¡Querer bastante!, es como quedarse a medio comer. Comer un día sí y otro no, o darse un chapuzón en una piscina a medio llenar.
Si quieres quererme, ¡QUIÉREME! Y si no, vete por donde llegaste.


Nani. 29 Junio 2018

4 comentarios:

  1. Bien resuelto.
    Estoy completamente de acuerdo.
    No se puede querer en parte...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Cómo mata el bastante al te quiero!

    ResponderEliminar
  3. Bastante nunca es suficiente...
    Muy buen relato, Nani.
    Besos apretados.

    ResponderEliminar
  4. Yo le dije eso
    Por favor si me querés no vuelvas más
    grandioso texto

    ResponderEliminar

nanicalo@gmail.com

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.