lunes, 22 de junio de 2015

MIRANDO A TRAVÉS DE LA LENTE





Imagen recogida de la red



Aquel ser diminuto que golpeaba la lente desde el otro lado lo hacía para que observara lo verdaderamente importante. Por eso pude saber qué era lo que me convenía, como separar una molécula de una bacteria y sobre todo, fue quién me hizo ver claro qué debía estudiar y cual era mi futuro. Ese ser que aparentemente era insignificante, fue mi padre y mi insignia.

Nani. Junio 2015

7 comentarios:

  1. Me gustó, gracias por compartir.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Eso es estar bien asesorada. Y con éxito.
    Nani, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. un texto muy inteligente
    con alma en las letras

    ResponderEliminar
  4. un texto muy inteligente
    con alma en las letras

    ResponderEliminar
  5. Un relato que me parezca hasta personal. U n micro que nos habla de la admiración hacía los padres. Revisa alguna tilde que se han caído, creo.

    ResponderEliminar
  6. Tal vez no todos los días es un buen día. Pero siempre hay algo bueno en cada día.

    ResponderEliminar
  7. Dicen que lo esencial es invisible a los ojos.
    En este caso no es así exactamente pero algo de eso hay también.

    Besos.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE