martes, 3 de junio de 2008

DE VUELTA A CASA, una nueva sorpresa




Pues sí, ya he vuelto. He estado una semanita fuera de casita disfrutando de la compañía de mi hija y como todo se acaba, esta escapada también se ha terminado y ya llevo un par de diítas en casa ordenando ropa, colocando algunas cositas en su sitio y en fin…, de nuevo he vuelto a la rutina.
Esta tarde ha tocado regar las macetas que las pobres están frititas a excepción de las que están en la terraza, que esas si han recibido el agua de la lluvia.
Como os decía, ha tocado regar macetas y para el final he dejado las que más pesan y como también necesitan más líquido, las he llevado al patio unas y otras a la terraza. He disfrutado del escaso sol que a candilazos asoma y desaparece, según las caprichosas nubes le hacen sombra o se esfuman en cuestión de instantes. Esta primavera está resultando atípica, pero agradecida por el agua caida al campo y por los innumerables alérgicos que vivimos en estos parajes olivareros.
Como siempre que me pongo a contaros cositas, el santo se me va al cielo y me voy por las ramas… ¡ay Roko si me leyeras como afirmarías estas cosas que estoy contando, e incluso dirías que empiezo con los cartones y... jajajajaja, mejor lo dejo, porque eso solo lo entendemos tú y yo!
A lo que iba…, he sacado las macetas grandotas y ¡ohhhhhhhh sorpresa! ¿Qué creéis que me ha pasado? Sí, sí, ¡lo habéis adivinado, de nuevo ellos han hecho de las suyas, sí “los dioses menores” han actuado de nuevo!, pero esta vez no me he enfadado, ni les he tenido que reñir. Esta vez me han hecho sonreír (claro, después de lo que os cuento), porque el ingenio que tienen no tiene límite.
Cuando tan atareada iba con mi regadera a limpiar hojas y humedecer la seca tierra, mi amiguito (sí el que me ayudó a pelar ajos), sale de entre las hojas y cogido a una ramita ya reseca e imitando a Tarzán (no hace el gritito tarzanero, sino lo digo por la forma de trasladarse y acercarse a mí), me dice: “Nani, ya me he duchado así que mucho cuidado”. Si hoy no me ha dado un infarto ya no me da nunca. ¿Cómo reaccionarías tú que me lees, si de pronto cuando vas a regar una maceta te viene alguien de esa forma y con voz chillona te suelta esa frasecita? He ido a recuperarme a la silla que tengo a propósito para tomar el sol y de paso leer unos capítulos del libro que tengo empezado y de pronto tengo a los ochos “dioses menores” delante de mí y preocupados por el susto que me he llevado.
Se han puesto a escalarme y en un piz-paz, he tenido a uno en la oreja, otro en el escote de mi camisa, otro entre el pelo masajeando mi cuero cabelludo, otro en mi mano, el que siempre está de guasa en mi hombro y besando mi cuello (me hace cosquillas el mu joío) y el resto encima mía como Dios les ha dado a entender. Me dicen que como yo no estaba y no han tenido su ración de verduras, se han refugiado en las macetas para poder proveerse de clorofila y además como está el tiempo como está, tampoco han podido hacer su fotosíntesis diaria así que mientras yo volvía o no, necesitaban asegurarse de su supervivencia con lo que tenían a su alcance y claro, han recurrido a estas plantitas que tenemos en casa. Como veis no he podido enfadarme, el error lo he cometido yo, debí dejarles alguna buena ración de verduras y además alguna puerta abierta al exterior para que aprovecharan los pequeños momentos que se disfruta en esta primavera del “solito” (como decimos los andaluces) y que tanto necesitamos los que vivimos en estos lugares del sur.
Para compensarles le he prometido una tortilla de espinacas para esta noche, una ensalada variada para mañana y para que me perdonen el despiste, un bol enterito de frutas naturales aderezadas con nata montada y caramelo. ¡Ah, y les he prometido que el primer día de sol radiante que amanezca, nos vamos con un remojón de naranja al campo a disfrutar correteando y hacer la fotosíntesis a nuestras anchas!

… y ahora prometo pasar por vuestras casas, porque esta semanita os he tenido muy abandonaditos…


Tengo que pedir disculpas y agradecer al mismo tiempo, estas consideraciones, que por falta de tiempo en estos últimos días y meses no había hecho. Os pido me perdoneis y os doy beso lleno de agradecimiento a...

NOEMÍ PASTOR DE "BOQUITAS PINTADAS". POR EL PREMIO A LA "CALIDEZ". MUCHÍSIMAS GRACIAS PRECIOSA.






MUCHAS GRACIAS DRIADA POR ESTA ROSA "EMINENCE", ME LA OFRECIÓ EN SU DÍA PERO NO SE LO AGRADECÍ EN SU MOMENTO.




Todos estos detalles que tenéis conmigo, os los concedo a los que dedicáis unos minutos de vuestro tiempo leyéndome. Muchas gracias a todos.
Nani. Junio 2008.






27 comentarios:

  1. Que bien que te has ido de vacaciones... que lástima que yo no tenga aún...

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Y además les gutan las verduras?

    Con razón los mandé tan lejos... Bienvenida de regreso.

    ResponderEliminar
  3. jajajaa...pobrecillos, con la gente con la que los has dejado o viven en las macetas o se mueren de desgana...jajajajaja
    Supongo que ya están todos contentitos de verte pulular por allí...jejejeje
    Besitos guapa y me ha gustado tu post

    ResponderEliminar
  4. Vaya, eso de hacer fotosíntesis es cosa de familia, hasta yo la hacía al lado del Mercadona, jajaja
    Espero que tu vuelta fuera bien, y que nos volvamos a ver prontito.
    Besos para ti y los dioses menores, me ha encantado el post.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a tí, y a los dioses menores. Me alegro hayas estado de vacaciones. Mi fotosíntesis particular, será seguramente a primeros del mes que viene, pero en la montaña. Bienvenida.
    UN fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡ Mira que chula te ha quedado la rosa !! A ver me faltan datos ? ¿ Los dioses menores son gatos? Veo que tu también le das a la regadera eso esta muy bien Hay que poner verde en nuestras vidas

    ResponderEliminar
  7. Pero... qué se siente al ser escalada? Qué se siente al tener el cuerpo lleno de dioses? Pol dió, Nani, qué sensaciones!

    Bienvenida linda!

    ResponderEliminar
  8. Esto... ¿Quedaría bien si te dijera que no sabía que estabas de vacaciones? Chica, es que uno está muy liado...

    Vale, me merezco una colleja... (¡no hay dolor, no hay dolor!

    BESAZOS

    ResponderEliminar
  9. Es bonito que alguien esté esperándote cuando vuelves a casa, sea del tamaño que sea. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. enhorabuena por el premio!!


    qué bien que estés de vuelta por aquí :S

    ResponderEliminar
  11. :S = :D


    quería poner la carita sonriente y ha salido la carita triste, esto es lo que pasa por tener la S y la D juntitas en el teclado.


    muaaaaaaks

    ResponderEliminar
  12. Mira, como mínimo son considerados los diosecillos estos, hasta masajes te dan :)

    Me ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¿Vesssssssss??????????????'
    Lo mejor es tomarse las cosas bien,no enfadarse, ni por dioses menores ni por casi nada más.
    Me has hecho sonreír un montón.
    Besos desde Huesca.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan tus historias.

    Besazos y bienvenida.

    ResponderEliminar
  15. Al final, les cojes cariño a estos dioses menores.....son tan simpáticos los jodios...jajaja

    Dentro de poco, te acostumbrarás a ellos y ya no te asustarán sus travesuras.....incluso...si les "educas", terminaran siendo de alguna utilidad.....ya lo verás,Nani.........jajaja

    Tu y Maria juntas.....que buena semana habreis pasado...

    Besos cariñosos.

    ResponderEliminar
  16. Te he encontrado en lo de Susana y me he reído mucho con tus explicaciones de lo que es estar "jartible", ya una amiga de Murcia me había explicado lo que era una "jartá" y otras palabras. Pero lo de estar "jarta" me fascinó. Y me encanta que digas choriso y chosa, como nosotros. Hablando en serio, me agradó mucho encontrar tu sitio.Ojalá que podamos seguir afinando lo del lenguaje. Un abrazo desde el otro lado del océano.

    ResponderEliminar
  17. Jeje, tu post me recuerda a unos bichitos que tenía Epi en el tiesto, se llamaban los Nabucodonosorcitos y los espiaba. Me encantaban. Siempre pensé que mi madre tenía esos personajes en sus tiestos, pero nunca aparecieron. Besos Nani.

    ResponderEliminar
  18. Buaaaaaa!! sigo sin entender he ido a la dire que me has dado y me dice que no encuentra la pagina Estoy intrigadisima con los dioses menoresYa se que voy retrasadilla pero una ayudita porfa para alcanzarte. He vuelto a remirar el dibujo a ver si descubria algo y no veo mas alla de mis narices

    ResponderEliminar
  19. pues que bien que estas de regreso..aca tambien de nuevo pasenado por esta bella casa tuya

    ResponderEliminar
  20. Pues ya sabes lo que tienes que hacer, no??? La próxima vez que te vayas de casa... llévatelos contigo!!! Seguro que a tu hija le encantan... porque, aunque sean algo revoltosos... parece la mar de cariñosos y sanos, eh??? Qué pasión por la verdura... Ya me podría gustar a mí de esa manera!! Jajajaj!!!

    Un besitooo

    ResponderEliminar
  21. De nada, hermosa. Tu texto transmite una placidez que para mí quisiera.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Nani por todo lo que me has indicado Ahora con la informacion que me has dado creo que lo tengo mas claro , investigare

    ResponderEliminar
  23. Bienvenida de nuevo a tu hogar!
    Cómo me hacés reir con los dioses menores! Desde que escribiste sobre ellos, ando con el trasero hacia arriba, buscando los "míos" por todos los rincones!

    Enhorabuena por el premio muy merecido,y también por esa bellísima rosa que te ha regalado Driada...seguro que es mágica!

    Te abrazo con muchísimo cariño hermosa Nani!

    ResponderEliminar
  24. Tus dioses menores te echaban de menos. Trátalos bien y la proxima vez te los llevas en la maleta que también les gusta viajar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Bien por tu regreso y descanso.
    Felicidades por tus premios.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Qie bien contado, niña. Mira tú que esos diosecillos te hicieron estragos en la maceta, claro, estaban solitos... Y aunque no sé bien a qué clase de dioses te referieres, intuyo que será algún animalito ¿Hamsters?. Pero si no son reales, pues hija, felicitaciones, que la imaginación te desborda.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Cualquier cosa es agradable contada por ti, yo también disfruto regando las plantas y sobre todo trasplantándolas, aunque me de pereza ponerme, luego me encanta.

    Besos guapa!

    Enigmática

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.