lunes, 19 de marzo de 2018

TREBLINKA





En la antigua estación de tren abandonada y entre sus viejas vías, encontré un día el lamento de una niña que se perdió entre el gentío que la SS iba apilando en los vagones, para llevarlos al crematorio de Treblinka. Más tarde y cuando volví en otra ocasión no solo escuché a la niña, sino el dolor de los padres y el de tantas familias hechas añicos por unos fanáticos que hoy están resurgiendo de esas mismas cenizas, como si no hubiera sido suficiente con lo que ocurrió en aquellos terribles días. No saben por desgracia que siempre estarán esas vías, esos edificios y ruinas o esa atmósfera que es la que recuerda el dolor de una historia demasiado lamentable que puede volverse en contra de todo ser viviente.
Nani. Marzo 2019

Imágenes obtenidas de la red

12 comentarios:

  1. He visto un campo de concentración y no veré ninguno más.
    Me resulta insoportable imaginarme tanto horror.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso mismo Toro, creo que no se debe ignorar o decir que fue un mito lo que sucedió en este campo de concentración, precisamente.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. Yo visité el de Lublin en Polonia y creo que todo el mundo debería visitar uno para comprender el horror que se vivió. La verdad es que se te encoge el alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ange. Todos necesitamos ver la realidad para ver la dureza de la vida y no repetirla.
      Gracias por comentar.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Conocer nuestra nefasta historia para no volver a repetirla... triste relato Nani, de los que te dejan el alma herida. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que debemos conocer Rosy para no repetir no repetir, y por supuesto estas cosas no son solo tristes, sino tristísimas.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Jorge Romero23/3/18 9:21 a. m.

    A pesar de la historia, de la literatura y de tanto testimonio que nos enseña la barbarie que supuso aquel tramo histórico. Sin embargo no sé qué le ocurre al ser humano a lo largo de la historia que siempre vuelve a tropezar en la misma piedra. Lamentable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, los seres humanos parece que no aprendemos y tropezamos y volvemos a hacerlo, sin que nos importe lo más mínimo.
      Gracias por comentar.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  5. Te puse mi impresión en fb, querida Nani, mas la tristeza que producen estas cosas (al venir a visitarte en el blog) será siempre la misma y siempre nueva. Un beso, cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vi en fb tu impresión, por eso te agradezco que hayas pasado también por aquí. Muy tristes Virgi, muy mucho.
      Besicos muchoa.

      Eliminar
  6. Siempre me gusta lo que escribes es profundo te sale de la mente y se encierra en tu bello coraóon
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te guste Recomenzar. Te puedo asegurar que salen del alma, eso no lo dudes.
      Besicos muchos.

      Eliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.